Demócratas o Republicanos, ¿quiénes son mejores manejando el déficit?

Destacada
Noticias

El debate durante meses del pago directo de cheques de estímulos a los estadounidenses ha traído a la palestra pública el tema sobre el gasto del gobierno, ya que los republicanos han sido férreos opositores al envió de ayuda en efectivo a la población alegando que esto aumentaría el déficit del país.

Recientemente el Congreso aprobó un paquete de ayuda y gasto del gobierno en que se envió $600 a los estadounidenses, la mitad de lo que se otorgó en la primavera pasada. El acuerdo se logró luego de que durante meses los republicanos apostaron a no dar nuevos cheques de estímulos, alegando que – primero el pueblo no lo necesita y segundo que esto aumentaría el déficit del gobierno.

Desde mayo pasado los demócratas habían estado forzando para que se aprobara un nuevo plan de ayuda para los estadounidenses, pero nunca contaron con el respaldo republicano, lo que dejó a millones de personas desempleadas sin recibir ningún tipo de ayuda, además puso a millones de familias en la posibilidad de ser desalojados de sus viviendas.

Los $600 incluidos en el plan de ayuda ha creado el enojo de muchos estadounidenses quienes consideran que ese monto no era suficiente ayuda financiera. Por esto, muchos tomaron las redes sociales para criticar al Congreso, en especial a los republicanos a quienes consideran hipócritas, por estar usando el déficit como excusa para no proteger financieramente al pueblo.

Estas quejas también han ayudado a difundir la información de que, en los últimos 50 años, solo los ex presidentes Bill Clinton y Barack Obama, ambos demócratas han reducido el déficit el país, argumento que ha desatado un debate en las redes sociales.

Ahora que Joe Biden, un demócrata, ha llegado a la Casa Blanca y está buscando un plan de gastos y ayuda de 1.9 trillones de dólares, y además basado, en el argumento incógnita de cuales gobernantes manejan mejor el déficit, me estoy haciendo eco de un artículo del USA Today para responder dicho debate.

Antes de proseguir quiero aclar que los ingresos del gobierno provienen de fuentes como los impuestos federales sobre la renta y sus gastos están determinados por el presupuesto federal e incluyen beneficios federales y fondos para agencias federales, según se explica en el sitio USA.gov. Si los ingresos totales del Gobierno exceden los gastos totales, la diferencia se denomina "superávit". Pero, si los gastos totales exceden los ingresos totales, la diferencia se denomina "déficit".

Después de una rapidita clase de economía, nos adentramos a aclarar el reclamo en la publicación viral que se centra en los presidentes que dejaron el cargo con menos déficit que cuando ingresaron a la Casa Blanca.

La Oficina de Administración y Presupuesto de los EEUU ha realizado un seguimiento de los ingresos, gastos y superávits / déficits del gobierno federal desde 1789 y ha hecho estimaciones hasta 2025, por eso es que hoy podemos revisar los gastos de los gobiernos de las últimas cinco décadas.

Iniciamos con el ex presidente Richard Nixon (R), quien ingresó a la Casa Blanca en 1969. En ese momento, había un superávit de 3.2 billones de dólares. Cuando Nixon renunció en 1974 en medio del Watergate, había un déficit de $ 6.1 billones, ósea, su administración tuvo un déficit total de más de 9 billones de dólares.

Esa fue la línea de base para el ex presidente Gerald Ford (R), quien asumió el cargo en 1974. Cuando dejó la Casa Blanca en 1977, el déficit había aumentado a $ 53,700 mil millones.

Jimmy Carter (D), ingresó a la Casa Blanca en 1977 y cuando se fue en 1981, había aumentado el déficit a 78,9 billones de dólares. Ronald Reagan (R) asumió la presidencia en 1981 y ocho años después, en 1989, el déficit se había duplicado a 152.600 millones de dólares.

Ese fue el punto de partida para el ex presidente George H.W. Bush (R), quien ingresó a la Casa Blanca en 1989. Cuando se fue en 1993, el déficit había aumentado a $ 255 mil millones. Esa fue la línea de base para el presidente Bill Clinton (D), quien llegó a la Casa Blanca en 1993 y tras dos gestiones, cuando salió, dejó un superávit de $ 128,2 billones, siendo esta la primera que el país tuvo un superávit desde el gobierno de Nixon.

Ese superávit fue el punto de partida para el ex presidente George W. Bush (R), quien asumió la Casa Blanca en 2001. Para cuando se fue en 2009, había un déficit de 1,41 billones de dólares. Esa fue la línea de base para el ex presidente Barack Obama, quien ingresó a la Casa Blanca en 2009 y quien cuando dejó el gobierno en 2017, había un déficit de $ 665.4 billones, aproximadamente la mitad de lo que era cuando ingresó ocho antes.

En el 2017, llega a la Casa Blanca, Donald Trump (R), quien se proyecta, que cuando se vaya el 2020 de enero del 2021 deje un déficit de 966.000 millones de dólares, según estimaciones de la Oficina de Gestión y Presupuesto.

Entonces, según las cifras mostradas anteriormente, es cierto que solo Clinton y Obama, son los únicos demócratas en los últimos 50 años, que dejaron la Oficina Oval en un año con un déficit menor que el año en que llegaron.

También, se puede observar que, en las últimas cinco décadas, todos los presidentes republicanos han dejado un déficit a la hora de terminar sus administraciones.

En conclusión, se puede decir que en general los demócratas han sido mejores que los republicanos manejando el déficit.

Modificado: Jueves, 21 Enero 2021 13:54
(0 votos)
Leído 157 veces