Vergüenza y duelo nacional: Más de 500 mil muertos por COVID-19

Destacada
Opinión

Ha transcurrido poquito más de un año desde que en el condado de Santa Clara, California se registró oficialmente la primera muerte por COVID-19 en los Estados Unidos. Desde entonces, las muertes por coronavirus se han convertido en el diario vivir de esta nación que a lo largo de los últimos doce meses ha liderado de forma negativa y vergonzosa al resto del mundo en cuanto a la pandemia se refiere.

Actualmente los nuevos casos, las hospitalizaciones y de paso las muertes por coronavirus han estado disminuyendo, desafiando los pronósticos que indicaban que debido al frio de febrero los contagios y los decesos relacionados al COVID-19 aumentarían significativamente.

Esto – gracias a Dios –según expertos se debe en parte a que muchas personas se han vacunado contra el virus. Sin embargo y pese a las vacunas y la disminución de los casos, Estados Unidos sigue liderando al mundo como el país con el peor manejo de la pandemia y registrando miles de muertes y decena de nuevos casos diariamente.

La nación del Tío Sam fue la primera en alcanzar los 100 mil muertos, cifra que se registró en mayo del año pasado, solo tres meses después de que se registrara la primera muerte por el virus. Desde entonces y hasta la fecha, Estados Unidos ha estado rompiendo récords negativos en cuanto a la pandemia.

Pese a que apenas cuenta con el 4% de la población mundial, Estados Unidos, registra el 19% de las muertes relacionadas al COVID-19 en todo el planeta, una proporción numérica sumamente bochornosa para una nación que cuenta con recursos económicos, tecnológicos y estructurales casi ilimitados.

Para poner esto en perspectiva, al momento de escribir este artículo, el mundo había registrado cerca de 2.5 millones de muertes de las cuales más de 500 mil se habían producido en la nación del norte. EEUU duplica a Brasil (+247,000) que está en segundo lugar en cuanto a muertes por COVID-19 en todo el mundo.

Durante los últimos meses, los del invierno, Estados Unidos llegó a tener un promedio de muertes de más de 3,000 por días. El 12 de febrero fue el día más funesto para el país, donde se reportaron más de 5,000 fallecimientos por complicaciones relacionadas con el COVID-19. Este invierto ha sido tan mortal, que solo entre diciembre y febrero se han registrado el 46% de todas las muertes del país.

El daño que hasta ahora el coronavirus ha causado en Estados Unidos, se debe a que cuando la pandemia golpeó al mundo, la administración de ese entonces, no supo cómo enfrentar el problema, ni creo un plan nacional para contrarrestar la propagación del virus. Además, dejó a los estados por su cuenta y cada uno actuaba según su ideología política.

Como si la falta de un plan nacional no hubiese sido lo suficientemente malo, el pasado gobierno, convirtió la crisis de salud en un asunto político dividiendo al país y creando un ambiente de desinformación que ayudó a propagar el virus. El asunto alcanzó niveles tan álgidos que aun millones de estadounidenses ponen en duda la existencia y por ende la peligrosidad del COVID-19.

En las últimas semanas, los casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 se han reducido en más del 50%, en parte por la campaña de vacunación contra la enfermedad que agresivamente el gobierno, ahora bajo un nuevo liderazgo, ha puesto en marcha y que según estadísticas ha inmunizado a más del 15% de la población del país.

El nuevo gobierno, encabezado por Joe Biden ha prometido vacunar a 100 millones de personas en sus primeros 100 de gestión y hasta la fecha todo indica que ese número podría superarse, ya que el país está aplicando más de 1.5 millones de vacunas por día.

El devastador efecto que el coronavirus ha causado a los Estados Unidos es tan notorio, que la esperanza de vida de los estadounidenses se ha reducido en un año completo, según reporta Reuters. Esa es solo otra triste estadística que se suma al país.

Todo indica que los Estados Unidos finalmente va por el camino correcto en cuando a controlar la pandemia, pero lamentablemente, esta nueva dirección ha llegado tarde para los más de 500 mil personas que esta pandemia nos ha arrebatado.

(0 votos)
Leído 165 veces
Eitqueado en :